LA LUZ DEL MUNDO


Juan 8:12-20 (RVR1960)

Jesús, la luz del mundo

12 Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

13 Entonces los fariseos le dijeron: Tú das testimonio acerca de ti mismo; tu testimonio no es verdadero.

14 Respondió Jesús y les dijo: Aunque yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio es verdadero, porque sé de dónde he venido y a dónde voy; pero vosotros no sabéis de dónde vengo, ni a dónde voy.

15 Vosotros juzgáis según la carne; yo no juzgo a nadie.

16 Y si yo juzgo, mi juicio es verdadero; porque no soy yo solo, sino yo y el que me envió, el Padre.

17 Y en vuestra ley está escrito que el testimonio de dos hombres es verdadero.

18 Yo soy el que doy testimonio de mí mismo, y el Padre que me envió da testimonio de mí.

19 Ellos le dijeron: ¿Dónde está tu Padre? Respondió Jesús: Ni a mí me conocéis, ni a mi Padre; si a mí me conocieseis, también a mi Padre conoceríais.

20 Estas palabras habló Jesús en el lugar de las ofrendas, enseñando en el templo; y nadie le prendió, porque aún no había llegado su hora.

INTRODUCCION:

Cuando estamos en un lugar oscuro, para poder saber donde estamos, que hay a nuestro alrededor, o a donde podemos ir, necesitamos encender una luz, porque sino podemos tropezarnos, caer, hacernos daño.

En un camino hay que llevar una lámpara, una linterna, una vela, para saber donde pisar y hacia donde dirigirnos.

En la oscuridad no sabemos a donde ir, ni que hacer, esto nos causa estrés, ansiedad, temor, desconocimiento y dudas.

Al contrario, cuando es de dia, por ejemplo al mediodía, cuando hay luz, no º

podemos apagar la luz, a no ser que nos ocultemos en un lugar cerrado donde no penetre esa luz, porque la oscuridad es ausencia de luz, y cuando llega la luz, la oscuridad desaparece!!! (Jn.1:5)

Cuando hay luz, todo lo vemos claro, sabemos a donde ir, y hasta el ánimo cambia! (Jn.11:9-10 y 12:35)

Luz en nuestro interior

Esto también pasa en nuestro interior, nacemos a oscuras, aunque se diga que una madre dió a luz, permanecemos a oscuras, nuestra vida está llena de incertidumbre, de temores, de infinitas necesidades nunca satisfechas.

Los seres humanos fueron creados para habitar en la luz, pero decidieron apartarse de esa luz. Por eso ahora todos estamos lejos de la luz y sufrimos las consecuencias.

Pero la luz vino a buscarnos,

Fue profetizado:

Isaías 9:2

2 El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos.

Fueron cumplidas las profecías:

Juan 1:4

4 En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.

Juan 1:9

9 Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.

Juan 12:46

46 Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas.

Jesús la luz del mundo

Después de la Fiesta de los Tabernáculos, en la que se encendían grandes antorchas recordando la columna de fuego que alumbraba a los israelitas en el desierto cuando salieron de Egipto, Jesús estaba en el Templo enseñando y les dijo a los allí presentes:

Juan 8:12

Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

Esta afirmación de Jesús ofendió a los fariseos porque este “YO SOY” de Jesús, no era un “yo soy” cualquiera, era el nombre por el cual se revela Dios a Moisés en el Antiguo Testamento, Ex.3:14

Al atribuirse esta referencia, diciendo que El es la luz del mundo y que puede dar vida, claramente se está otorgando a sí mismo atributos que sólo le corresponden a Dios, tal como dice Juan:

1 Juan 1:5 Dios es luz

5 Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él.

Que Dios es luz era bien conocido por los judíos porque lo declaran las Escrituras, por ejemplo en los Salmos y también a través de los profetas, como por ejemplo Isaías, por eso les molestaron estas palabras de Jesús.

Para ellos Jesús estaba dándose a sí mismo una importancia y unos atributos que no le correspondían, y establecen un juicio: para ellos lo que Jesús dice no es verdad. v.13

Y además tratan de desacreditarle y desprestigiar su discurso preguntándole por su padre, v.19, no reconociendo que hablaba de Dios mismo, ya que ellos lo entendían muy bien y por esa razón querían matarle, porque decían que era un blasfemo, Jn.5:18, pero aunque Jesús estaba en el Templo enseñando todavía no era el tiempo en el que debía entregar su vida, por lo que no le prendieron en ese momento. Jn.13-20

Hay un problema y una solución, una pregunta y una respuesta.

Problema: Estamos en tinieblas

Solución: La luz resplandece para que veamos

Pregunta: ¿Cómo podemos salir de la oscuridad?

Respuesta: A través de Jesucristo

Juan 8:12 Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

“Yo soy la luz del mundo”

Jesús dice que El es la luz del mundo.

Todas las filosofías, las ideas, los razonamientos que puedan hacer los seres humanos pierden valor e importancia ante la revelación de la Luz, sólo Jesús puede revelarnos la verdad, porque El mismo es la verdad.

Juan 14:6

6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Juan 8:32

32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

“el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.”

Jesús continúa diciendo que el que le sigue pasa de oscuridad a luz.

Esa luz abrirá nuestro entendimiento espiritual para entender que sólo El puede darnos esa paz espiritual y nos dará esa guía que necesitamos.

Juan 17:8

8 porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han creído que tú me enviaste.

Jesús se revela a nosotros y nos alumbra a través de su Espíritu para que entendamos que tenemos que rendirnos a El.

Tal vez todavía hay cosas que no sabemos y dudas en nuestro interior, pero si nos acercamos a la Luz y le buscamos, El nos alumbrará y nos hará conocer la Verdad para poder ser verdaderamente libres. Jn.8:32

Cuando estamos en Su Luz El nos guía, y nos enseña, nos muestra por donde ir y nos cambia de adentro hacia afuera. Jn.14:6

Los problemas de este mundo se hacen pequeños ante la Luz de Jesús, porque podemos ver con claridad.

Ya sabemos hacia donde vamos, porque ya podemos ver el Camino!!


Hay un cambio cuando le entregamos nuestra vida a Cristo, El nos pasa de la oscuridad a la luz. 1 Pedro 2:9

Y nuestra manera de vivir debe cambiar.

Efesios 5:8

8 Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz

Cuando la luz se atenúa

Pero la vida en este mundo no es fácil, aún para los que andamos en luz, en este mundo hay aflicción y ya lo advirtió el mismo Jesucristo. Jn.16:33

Actualmente hay problemas que nos afectan a todos, la incertidumbre en el tema de la salud por el coronavirus, la inestabilidad política, la crisis económica, la caída de los valores en la sociedad.

Aunque problemas que nos afectan van a haber siempre, tanto a nivel personal como a nivel social.

Y esto puede hacer que la luz se opaque, 1 Tes.5:19, que poco a poco la llama del Espíritu pierda fuerza en nuestro ser.

Los problemas nos abruman y empezamos a sentirnos con ansiedad, con temores, con preocupación, (aunque le hayamos entregado nuestra vida a Cristo y confiemos en El), y esta oscuridad comienza a rodearnos cada vez más, comenzamos a abandonar nuestra vida espiritual, hay poca oración, las oraciones se convierten en rezos repetitivos, hay poca lectura de Su Palabra, o ninguna; poca o nada de relación con otros hermanos, y nos vamos enfriando.

Cada día

Seguir a Jesús es cada día caminar con El, cada día andar en su Luz. Lc. 9:23 no podemos descuidar nuestro andar diario con El, pase lo que pase.

Confiad

Jesús, nos dice que vamos a tener aflicción, pero también nos dá una buena noticia:

Juan 16:33

33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

Para que tengamos paz, nos dice que confiemos, porque El ha vencido!

El sufrimiento pertenece a este mundo, pero no es para siempre. Dijo Jesús que al final, los que han sido justificados por El vivirán para siempre en luz:

Mateo 13:43

43 Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre.

CONCLUSION:

Jesús es la luz del mundo, sólo El puede mostrarnos la Verdad, porque El es la Verdad.

Si confiamos en Cristo, El nos traslada de la oscuridad a la Luz.

Pero no dejemos que esa luz mengüe por culpa de las circunstancias, confía porque El ha vencido!!!!


#Jesús #luzdelmundo #evangelio #verdad #estudios #Juan


© 2023 by IGLESIA EVANGELICA DE LA CONCORDIA. Proudly created with Wix.com

IGLESIA EVANGÉLICA PALMA DE MALLORCA. Calle de la Concordia 34, Palma de Mallorca, Tel. 971 90 96 23, igl.concordia@gmail.com