EN EL MOMENTO JUSTO

TEXTO: JUAN 11:17-44 (RV1960)

Jesús, la resurrección y la vida

17 Vino, pues, Jesús, y halló que hacía ya cuatro días que Lázaro estaba en el sepulcro.

18 Betania estaba cerca de Jerusalén, como a quince estadios;

19 y muchos de los judíos habían venido a Marta y a María, para consolarlas por su hermano.

20 Entonces Marta, cuando oyó que Jesús venía, salió a encontrarle; pero María se quedó en casa.

21 Y Marta dijo a Jesús: Señor, si hubieses estado aquí, mi hermano no habría muerto.

22 Mas también sé ahora que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo dará.

23 Jesús le dijo: Tu hermano resucitará.

24 Marta le dijo: Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día postrero.

25 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.

26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?

27 Le dijo: Sí, Señor; yo he creído que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, que has venido al mundo.

Jesús llora ante la tumba de Lázaro

28 Habiendo dicho esto, fue y llamó a María su hermana, diciéndole en secreto: El Maestro está aquí y te llama.

29 Ella, cuando lo oyó, se levantó de prisa y vino a él.

30 Jesús todavía no había entrado en la aldea, sino que estaba en el lugar donde Marta le había encontrado.

31 Entonces los judíos que estaban en casa con ella y la consolaban, cuando vieron que María se había levantado de prisa y había salido, la siguieron, diciendo: Va al sepulcro a llorar allí.

32 María, cuando llegó a donde estaba Jesús, al verle, se postró a sus pies, diciéndole: Señor, si hubieses estado aquí, no habría muerto mi hermano.

33 Jesús entonces, al verla llorando, y a los judíos que la acompañaban, también llorando, se estremeció en espíritu y se conmovió,

34 y dijo: ¿Dónde le pusisteis? Le dijeron: Señor, ven y ve.

35 Jesús lloró.

36 Dijeron entonces los judíos: Mirad cómo le amaba.

37 Y algunos de ellos dijeron: ¿No podía éste, que abrió los ojos al ciego, haber hecho también que Lázaro no muriera?

Resurrección de Lázaro

38 Jesús, profundamente conmovido otra vez, vino al sepulcro. Era una cueva, y tenía una piedra puesta encima.

39 Dijo Jesús: Quitad la piedra. Marta, la hermana del que había muerto, le dijo: Señor, hiede ya, porque es de cuatro días.

40 Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?

41 Entonces quitaron la piedra de donde había sido puesto el muerto. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy por haberme oído.

42 Yo sabía que siempre me oyes; pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean que tú me has enviado.

43 Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: !!Lázaro, ven fuera!

44 Y el que había muerto salió, atadas las manos y los pies con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: Desatadle, y dejadle ir.


INTRODUCCION:


Creo que a todos nos ha pasado de pedir y clamar por algo a Dios, y pasa el tiempo, y parece que Dios está ausente, que no se presenta con la solución a nuestro problema en el momento indicado, a tal punto que ya parece no haber solución humana posible.


Juan es el único que nos relata un acontecimiento de gran importancia, que nos habla sobre este tema: la resurrección de Lázaro, el amigo de Jesús.


Los amigos de Jesús


Jesús era muy amigo de tres hermanos que vivían en la aldea de Betania, muy cerca de Jerusalén (unos 3 km.) v.18, Marta, María y Lázaro.


Tres temperamentos diferentes


Aquí vemos tres tipos de temperamento, y a los tres amaba Jesús por igual. Jn.11:5


Cada uno a su manera cumplía con su parte y con su propósito en la vida.


- Marta, al parecer sería la mayor porque es la que invitó a Jesús a su casa Lc.10:38, por lo que vemos en los relatos bíblicos una mujer activa, emprendedora, con mucha fuerza y ganas de servir a los demás y al Señor, se preocupaba mucho por cumplir con las actividades que según ella eran prioritarias. Lc.10:40


Conocemos a muchas personas con estos rasgos, son esenciales para que haya movimiento y para que se realicen las actividades eficiente y eficazmente, pero las personas así, deben tener cuidado de no caer en el activismo y reflexionar la razón por la que se realizan las actividades y no caer en la realización de actividades por si mismas!! Lc.10:41-42.


- María era más contemplativa y reflexiva, Lc.10:39

Este tipo de personas ganan mucho en su relación con el Señor, ella estaba a los pies de Jesús, en la presencia del maestro aprendiendo y llenando su corazón, y eso es esencial para nuestro crecimiento espiritual y desarrollo de nuestra relación con El


Pero hay que tener cuidado de no caer en la introspección, dejando de lado las actividades que son necesarias diariamente ya sea para el sustento propio y provisión para nuestras familias y el servicio a los demás. El equilibrio entre relación y servicio es imprescindible.

Como dice:

Santiago 2:18

18 Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras.


- Lázaro, de él no sabemos mucho, por lo cual deducimos que sería reservado y tranquilo. ¿Sería un adolescente tal vez? Porque se nos habla de la casa de Marta y de María, siendo que en aquella época se referían siempre al hombre de la casa, y este no es el caso Lc.10:38 y Jn.11:1.


Este tipo de personas no parece tener mucha trascendencia, apenas son nombrados, y suelen pasar desapercibidos, pero Dios puede usarlos grandemente, y transformarlos en el protagonista. Lázaro apenas se nombra y sin embargo es a El al que Jesús resucita para mostrar su Gloria, ¡¡¡¡¡ojalá todos seamos usados tan poderosamente para mostrar la Gloria de Dios al mundo!!!!!!


Jesús no acude inmediatamente


Sí sabemos que Jesús quería mucho a Lázaro, Jn.11:3. y a sus hermanas Jn.11:5 Jesús los amaba a los tres, pero aún así, cuando se enteró de que su amigo estaba gravemente enfermo se quedó dos días más en el lugar donde estaba. Lc.11:6

Otras veces Jesús acudió inmediatamente al lugar donde estaba el enfermo, Lc.38:39, en otras ocasiones sanó a la distancia sin necesidad de acudir personalmente Jn.4:49-51

La reacción de Jesús en este caso, no tenía lógica humana, pero la lógica de Dios no es la misma que la nuestra, porque nosotros vemos el árbol y El ve el bosque! Jesús dice:

4 Oyéndolo Jesús, dijo: Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.


La duda acecha


Pero en el versículo 17, nos dice que cuando Jesús llega a Betania, ¡ya hace cuatro días que Lázaro está en el sepulcro!, una cueva tapada con una gran piedra, y es más ¡¡ya hiede por la descomposición natural del cuerpo!! v.38-39


Entonces, ¿Jesús no cumplió lo que dijo? El dijo que esta enfermedad no es para muerte sino para la gloria de Dios, v.4 y no sólo que murió, sino que ya la gente comentaba:

37 Y algunos de ellos dijeron: ¿No podía éste, que abrió los ojos al ciego, haber hecho también que Lázaro no muriera?


Ya la duda estaba sembrada: ¿sería cierto que amaba tanto a estos amigos? ¿Sería cierto que Jesús tenía tanto poder? ¿Sería cierto todo lo que dijo Jesús? ¿Sería cierto que Jesús era el Mesías?


Nuestra fe se debilita


Cuantas veces la duda nos asedia, en la Biblia encontramos infinidad de promesas, y a veces parecen no cumplirse en nuestras vidas, y nuestra fe decae.


¡¡Cuando esto pase repítete a ti mismo, aún no ha llegado el cuarto día!!!!


Jesús llega en el momento preciso


Jesús no llegará tarde, tampoco llegará antes, ¡El llegará en el momento justo, cuando sea el momento para mostrar la Gloria de Dios! Y nuestra fe crecerá!


Fe en Jesus


Marta y sus hermanos, tenían fe en Jesús, v.27 Marta lo declara claramente y deducimos que Lázaro y María compartían la misma fe:


27 Le dijo: Sí, Señor; yo he creído que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, que has venido al mundo.


Crecimiento espiritual


Sus vidas le pertenecían a Cristo porque era su Señor, pero todavía les faltaba crecimiento espiritual, Marta y María creían en el poder sanador de Jesús, y ambas le dicen: si hubieras estado aquí mi hermano no hubiera muerto v.21 y 32


Pero ellas no tenían en cuenta que Jesús tiene poder sanador aunque no esté presente en el lugar, como ya hemos comentado.


Además, aunque creían en Jesús como su Señor, y en su poder sanador, todavía no dimensionaban que Jesús es Dios y que tiene poder en sí mismo, ya que Marta le dice: sé que todo lo que le pidas a Dios, te lo dará v.22


Muchos creen en Jesús, pero como un hombre especial, un profeta, un iluminado, un enviado de Dios, pero Jesús es Dios mismo con toda la esencia y plenitud de Dios en El. Col.2:9


Nosotros tampoco a veces dimensionamos realmente el tremendo poder de Jesucristo, lo hacemos pequeño, le damos órdenes, le llamamos Jesusito, Diosito mío, menospreciamos su grandeza y poder. Dice Jesús:


Apocalipsis 1:8

8 Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.


El Juicio Final


También Marta interpreta, cuando Jesús le dice que Lázaro resucitará, v.23, que eso será en el futuro, en el día final, v.24 cuando Jesús regrese; en cierta manera Marta no estaba equivocada, porque Lázaro después de resucitar vivió su vida y al final murió cuando llegó su hora igual que todos, pero Marta está pensando en el Juicio Final, sin ni siquiera imaginar que Jesús podría resucitar ahora mismo a su hermano.


Y es cierto, habrá un juicio final, donde todos resucitarán y tendrán que rendir cuentas delante de Dios. Jn.5:28-29

Si estamos justificados delante de Su presencia entonces nuestras faltas son pasadas por alto, pero si no, seremos apartados eternamente de la presencia de Dios


El fin del mundo da miedo


En estos tiempos se habla mucho de que el fin del mundo está cerca, y lo cierto es que cada día que pasa estamos más cerca, pero no sabemos cuando será ese día, puede ser dentro de unas horas o dentro de cientos o miles de años, sólo Dios lo sabe, Mt.24:36, pero de todas formas, a todos nos espera un final en este mundo, todos nacemos y morimos, y cuando nos llega la hora es el fin del mundo para cada uno, por lo tanto en lugar de tener miedo, tenemos que estar preparados.


Estar preparados


¿Cómo podemos estar justificados delante de Dios, si todos le fallamos? Rom.5


No se trata de ser mejor persona, de hacer cosas buenas, ni de tener algún conocimiento especial.


Como Marta tenemos que reconocer que necesitamos de Jesús, y que El es nuestro Señor, tal como hemos leído en el v.27 porque dice la Biblia:


Romanos 10:8-10

8 Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos:

9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.


Ora, habla con Dios


Habla con Dios en oración, tráele a El tus angustias, tus ansiedades, tus preocupaciones, tu vida entera y entrégaselas, deja que El sea el Señor de tu vida y díselo a El creyendo con todo tu corazón: “Jesús, te entrego mi vida, quiero que seas mi Señor.”


Jesús es la resurrección y la vida


Aún así, ella todavía no dimensiona realmente el poder de Jesús, ya que El tiene el poder en sí mismo de resucitar a una persona ahora, si quiere.


Aquí Juan, nos comparte otro YO SOY de Jesús:


25 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.


Jesús es la resurrección y la vida, y no sólo que El tiene el poder de resucitar y de dar vida, sino que su esencia es resurrección y vida, por eso la muerte no pudo retenerle y El mismo dio su vida para después volverla a tomar. Jn.10:18 El tiene el poder de resucitarse a sí mismo!


Un milagro que es ejemplo de otro


Jesús hizo muchas cosas y muchos milagros cuando estuvo en este mundo, tantas cosas que no habría libros suficientes para contenerlas Jn.21:25, pero este último milagro que hizo antes de ser entregado en manos de los judíos para su crucifixión, fue una ilustración de su resurrección, y una demostración de que El tiene el poder sobre la vida y la muerte.


El tiempo exacto, el tiempo de Dios


Todo se hizo en el tiempo exacto, ni antes ni después.


Si Jesús hubiera llegado antes de que Lázaro muriera, hubiera sido una sanidad más, y podrían pensar que tal vez mejoró naturalmente, y sería cuestionada por los incrédulos como lo son las sanidades milagrosas que Jesús hace hoy día también.


Si Jesús hubiera llegado antes del cuarto día después de muerto, alguien podría pensar que Lázaro estuvo en estado de catalepsia, y que recuperó los signos vitales justo cuando Jesús estaba allí, pero el hecho de que ya el cuerpo estaba en descomposición y ya echaba mal olor descarta esta posibilidad.


Jesús llegó cuando humanamente no había ninguna posibilidad humana de mejoría para Lázaro. Nosotros solemos decir el refrán: “mientras hay vida hay esperanza” o “todo se puede arreglar menos la muerte”, pero Jesús demostró su poder sobre la muerte, y su poder infinito, aún para obrar lo imposible!,


Pero El lo hace cuando está dentro de Su Voluntad,1 Jn.5:14. Nosotros no somos los amos de Dios para ordenarle que El haga nuestra voluntad, somos sus siervos y El es nuestro Señor, para que El haga lo que quiere, como quiere y cuando quiere, sólo podemos rogarle que haga lo que está en Su Voluntad. Rom.6:22


CONCLUSION:

¿Crees que Jesús es tu Señor, como sus amigos Marta, María y Lázaro?


¿Se lo has dicho a Jesús, como lo ha declarado Marta en este pasaje?


¿Tienes un problema y Jesús no llega para resolverlo, parece que ya es demasiado tarde, que no hay solución humana posible?


Confía en Jesucristo, confiésale como tu Señor en oración, habla con El.


¡¡¡¡¡Y espera, porque aún no ha llegado el cuarto día!!!!!!


#estudiosbíblicos #Juan #Evangelio #salvació #Jesús #Biblia #Lázaro





14 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo