Jesús, la Vid Verdadera

Actualizado: 31 jul


TEXTO: Juan 15:1-6


1 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador.

2 Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto.

3 Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado.

4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.

5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.

6 El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden.


INTRODUCCION:


Cuando cortamos una rama para poner flores en un florero, a los pocos días esa rama estará seca, sus flores caerán; y si era una rama de un árbol frutal, como por ejemplo la de un almendro, que produce unas flores preciosas y llenan de belleza los campos de Mallorca en invierno, las frutas no llegarán a desarrollarse porque esa rama ha sido cortada y ya no recibe el alimento del árbol del que fue cortada, entonces cogemos esa rama seca y la tiramos a la basura.


Esto nos recuerda la parábola que el Señor Jesús usó para enseñar a sus discípulos utilizando la figura de los viñedos. Jn.15:1-6


Hacía unos momentos que habían tenido la cena de Pascua, la última cena antes de ser sacrificado, después de cenar se dirigían al jardín de Getsemaní y por el camino les estaba dejando sus últimas palabras antes de morir.


YO SOY la vid verdadera


Dios le dijo a Moisés, YO SOY EL QUE SOY, Ex.3.14, y aquí Jesús nos deja uno de los tantos YO SOY que nos reveló a nosotros, El dice: YO SOY la vid verdadera. v.1


Una sola vid verdadera


Puede haber muchas vides, pero sólo una es verdadera. Jesús es el único tronco del que mana la vida verdadera.

En el Antiguo Testamento muchas veces se hace referencia a Israel como una vid, (por ej. Salmos 80:8-9) y los discípulos estaban familiarizados con esta idea, incluso en las puertas del Templo había una vid grabada en oro representando a la nación de Israel, por lo tanto, los judíos se sentían orgullosos de pertenecer a esa vid que consideraban la verdadera, pero Jesús les está revelando una verdad desconocida hasta ese momento para ellos, El mismo es la vid verdadera, la genuina, no hay otra que realmente valga.



Así como los judíos se apoyaban en su pertenencia e identificación con una nación, una religión y una cultura, nosotros hoy en día también podríamos aferrarnos a otras personas, a maestros, guías espirituales, otros dioses, ideologías políticas, filosofías, etc. pero el único que nos puede nutrir con verdadera comida y verdadera bebida espiritual, es Cristo. Jn.6:55


La unión entre Jesucristo y los creyentes es muy estrecha


El es la vid y nosotros somos los pámpanos, esto quiere decir que El es la planta y nosotros somos las ramas. v.5


Como hemos dicho antes, una rama cortada del tronco principal, se seca, no produce ni hojas, ni flores, ni fruto, porque no tiene la savia que le aporta el tronco.


Nuestra relación con Cristo es tan estrecha como esta unión entre tronco y rama, por sí mismo el creyente no tiene ni vida, ni vigor, ni fuerzas espirituales.


Permaneced


La palabra clave es PERMANECER, los versículos 4, 5 y 6 nos hablan de permanecer, no se trata solamente de un día hacer una oración de entrega, o de asistir de vez en cuando a la iglesia, o de decir soy creyente, la clave es permanecer en Cristo, cada instante, segundo, cada minuto de nuestra vida tenemos que estar permaneciendo en El, y de esa forma el permanece en nosotros, porque tenemos su promesa que estará con nosotros hasta el fin, y El siempre cumple sus promesas. Mt.28:20


Hay una dependencia en todo hacia Cristo, así como las ramas no pueden continuar viviendo sin el tronco, nosotros no podemos seguir viviendo espiritualmente sin Cristo.


Separados de Cristo, no podemos hacer nada, v.4-5 nada que valga la pena, que sea trascendente, todas las actividades, gestiones, logros que alcancemos sin Cristo carecen de valor, porque serán logros pasajeros sin ningún alcance en la eternidad.


Sin El no podemos jamás llegar a agradar a Dios, todos nuestros esfuerzos, nuestras buenas obras son como un trapo sucio delante de Su presencia Is.64:6


Estamos unidos a El por la fe, por su gracia y por su poder y ligados por el Espíritu Santo, que es la savia que nos llena y nos hace dar fruto.


Hay cristianos verdaderos y hay también falsos.


El Padre es el labrador. v.1


El se encargará de separar a los que están en Cristo y a los que no están aferrados y conectados espiritualmente con El. v.2


Hay creyentes verdaderos y hay falsos creyentes.


No nos toca a nosotros juzgar quien es creyente y quien no, el Padre es quien lo hace, y separa a los verdaderos discípulos de los falsos, en algunos se hará notorio en esta vida, y otros en el día del Juicio Final, Mt.25:32


Pero dice Jesús que nosotros podemos darnos cuenta de quienes son verdaderos seguidores de Cristo y quienes no:


Mateo 7:16

16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?

Hay frutos que evidencian quien está unido al tronco y quien no.


El racimo de uvas


¿Y cuáles son esos frutos que nos muestran que alguien realmente está conectado al tronco de la vid verdadera?


El racimo de uvas, ese fruto que se produce cuando la rama permanece unida al tronco, sólo se ve en los verdaderos hijos de Dios, esto es en los que le recibieron y creen en su nombre, Jn.1:12, y son limpiados por Su Palabra v.3, por eso permanecen en El, y la savia que es el Espíritu Santo fluye por toda la planta nutriéndola y vivificándola.


Ese fruto se nos muestra en la Biblia, y vemos que no podemos producirlo por nosotros mismos, aunque queramos, sino que es el resultado de permanecer unidos al tronco y del fluir de la savia a través de la rama:


- Gálatas 5:22-23

22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,

23 mansedumbre, templanza;


- Mt. 3:8

Arrepentimiento


- Rom.6:22

Santificación


- Ef.5:9

Bondad, justicia y verdad


- Fil.1:11

Justicia


- Col.1:10

Buenas obras


- Heb.13:15

Alabanza


Es inútil esforzarse para producir estos frutos si no estás unido al tronco, podrás fingir un tiempo, pero la rama está muerta y a su debido tiempo Dios la echará al fuego!


La poda


Así como las ramas secas y sin fruto, porque se han separado del tronco, serán arrojadas al fuego por el viñador, v.6 las ramas que llevan fruto son limpiadas, (podadas), para que produzcan más y mejor fruto! v.2


Nuestro Padre es el viñador o labrador, y aunque llevemos fruto, trabaja en nuestras vidas para que cada vez estemos más unidos a Cristo y produzcamos más y mejor fruto.


Para esto actúa a través de las circunstancias de nuestra vida, incluso a través del sufrimiento, para que se manifiesten virtudes pasivas, para que le busquemos con más pasión, para inducirnos a buscar más en su Palabra y acercarnos a El más fervientes en oración, para obligarnos a conocer mejor nuestros corazones y hacernos más humildes y más dependientes de El.


Ya lo dice la Biblia en:


Romanos 8:28


28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.


Todas las cosas: las alegrías y las tristezas, nos ayudan a acercarnos al Señor!!! por eso demos gracias por todo, porque esa es la voluntad de Dios!! 1 Tes.5:18


CONCLUSION:

¿Eres una rama caída al lado de la vid, seca y sin fruto?


Acércate hoy a Cristo y entrégale tu vida, recíbele como tu Salvador personal, pídele que te injerte en su tronco para que recibas la savia de la vida que necesitas y puedas llevar mucho fruto.


¿Notas que tu rama comienza a secarse, que no estás demostrando el fruto espiritual que debería notarse en tu vida?


Permanece en El, cada momento de tu vida, deja que el Labrador pode tu rama para que empieces a dar fruto de calidad. Esa tristeza, ese enfriamiento que tienes, esa apatía, sólo puede arreglarla el Señor, tú no podrás hacerlo por ti mismo, tienes que venir a El en humildad y buscarle con todas tus fuerzas, y El te regará, te abonará, infundirá savia en ti y te restaurará!!!


Ven a Cristo hoy!!!


#Jesús #estudiosbíblicos #Juan #evangelio #Biblia #vidverdadera





14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo