EL PRIMER AMOR

Texto: Hechos 20:17-38

Discurso de despedida de Pablo en Mileto

17 Enviando, pues, desde Mileto a Efeso, hizo llamar a los ancianos de la iglesia.

18 Cuando vinieron a él, les dijo:

Vosotros sabéis cómo me he comportado entre vosotros todo el tiempo, desde el primer día que entré en Asia,

19 sirviendo al Señor con toda humildad, y con muchas lágrimas, y pruebas que me han venido por las asechanzas de los judíos;

20 y cómo nada que fuese útil he rehuido de anunciaros y enseñaros, públicamente y por las casas,

21 testificando a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Dios, y de la fe en nuestro Señor Jesucristo.

22 Ahora, he aquí, ligado yo en espíritu, voy a Jerusalén, sin saber lo que allá me ha de acontecer;

23 salvo que el Espíritu Santo por todas las ciudades me da testimonio, diciendo que me esperan prisiones y tribulaciones.

24 Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.

25 Y ahora, he aquí, yo sé que ninguno de todos vosotros, entre quienes he pasado predicando el reino de Dios, verá más mi rostro.

26 Por tanto, yo os protesto en el día de hoy, que estoy limpio de la sangre de todos;

27 porque no he rehuido anunciaros todo el consejo de Dios.

28 Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre.

29 Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño.

30 Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos.

31 Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno.

32 Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados.

33 Ni plata ni oro ni vestido de nadie he codiciado.

34 Antes vosotros sabéis que para lo que me ha sido necesario a mí y a los que están conmigo, estas manos me han servido.

35 En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.

36 Cuando hubo dicho estas cosas, se puso de rodillas, y oró con todos ellos.

37 Entonces hubo gran llanto de todos; y echándose al cuello de Pablo, le besaban,

38 doliéndose en gran manera por la palabra que dijo, de que no verían más su rostro. Y le acompañaron al barco.


Introducción

De camino en uno de sus viajes, (rumbo a Jerusalén) Pablo pasa cerca de Efeso y manda a llamar a los encargados de las iglesias de Efeso para hablar con ellos.

Es la única vez que Lucas registra un discurso de Pablo directo a los creyentes, específicamente a los ancianos.

No se trataba de un consejo de ancianos de una gran congregación, sino de los encargados de las distintas congregaciones repartidas por la ciudad.

Imitadores de Cristo

En primer lugar les habla de cómo ha actuado él mismo el tiempo que estuvo con ellos, dejándoles ejemplo.

Hech.20:18 Cuando vinieron a él, les dijo:

Vosotros sabéis cómo me he comportado entre vosotros todo el tiempo, desde el primer día que entré en Asia,

En su carta a los Corintios Pablo dice explícitamente:

1 Corintios 11:1

Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo.

Y en su carta a los efesios, les dice:

Efesios 5:1

Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados.

Todos deberíamos ser imitadores de Cristo, y por este motivo dignos de ser imitados, así como dijo Pablo de sí mismo.

Al hablarles de si mismo a los ancianos de Efeso, no se estaba siendo jactancioso, sino que les estaba pidiendo que imiten a Cristo, así como el mismo lo hacía.

No sólo Pablo debía imitar a Cristo, sino que es un mandato para todos los creyentes.

Pablo y Jesús le hablan a Efeso

Pablo les deja su último mensaje a la iglesia de Efeso a través de sus ancianos, y como unos 40 años mas tarde Jesucristo mismo también le dá un mensaje a la iglesia de Efeso a través de sus ancianos.

Apocalipsis 2:1-7

Mensajes a las siete iglesias: El mensaje a Efeso

Escribe al ángel de la iglesia en Efeso: El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto:

2 Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos;

3 y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado.

4 Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.

5 Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.

6 Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco.

7 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.

Angel y candelero

El mensaje está escrito para que un mensajero (ángel significa mensajero) lo lleve a la iglesia de Efeso (uno de los siete candeleros).

Y ese mensaje se correlaciona con el mensaje que Pablo les dió cuando estuvo con los ancianos esa última vez.

Siguieron el ejemplo

Los Efesios siguieron el ejemplo de trabajo y dedicación de Pablo, sin amedrentarse por las persecuciones y sin detenerse:

Hech.20:19 sirviendo al Señor con toda humildad, y con muchas lágrimas, y pruebas que me han venido por las asechanzas de los judíos;

Jesucristo se los reconoce a los efesios y les alaba por eso:

Ap.2:3 y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado.

Cumplieron bien su tarea

Pablo les dejó una tarea:

Hech.20:28 Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre.

29 Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño.

30 Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos.

31 Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno.

Y por lo que les dice Jesucristo, vemos que han cumplido fielmente la tarea encomendada:

Ap.2:2 Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos;

La gente de la iglesia de Efeso, tanto los pastores como todos los creyentes, gente como tu y como yo que creían en Jesucristo, eran muy activos, trabajaban mucho para el Señor, cuidaban la “sana doctrina”, soportaban pruebas con paciencia, siguieron todas las indicaciones que les dejó Pablo...

Dejaron su Primer Amor

Pero aunque aparentemente todo iba bien,...eran una iglesia grande, que hacía muchas actividades, que no permite los falsos maestros, por lo tanto deducimos que conocen bien las Escrituras y la doctrina de los apóstoles, y la ponen en práctica..., hay una reclamación que les hace Jesús:

4 Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.

El enfriamiento del amor a lo largo del tiempo, tal vez algo que para la mayoría de nosotros podría considerarse normal y hasta lógico, a Jesús no le parece que esté bien!

Cuando nos enamoramos tenemos un montón de sentimientos y actitudes que con el paso del tiempo van cambiando, sólo pensamos en esa persona que amamos, todo gira en torno a ella...

Y asimismo, en general cuando recién nos convertimos también el sentimiento de amor hacia el Señor está a flor de piel, hay fuego en nuestro corazón, tenemos muchísimas ganas de aprender más y más de él, de conocerle más, queremos contárselo a todo el mundo, pasar largos tiempos de oración en su presencia, reunirnos con los hermanos, y el Señor es el centro de nuestros pensamientos y de nuestras vidas...

Pero cuando pasa el tiempo todo eso va a menos, aunque trabajemos mucho para el Señor, aunque sepamos mucho de Su Palabra, aunque oremos y asistamos a todas las reuniones...nuestro corazón ya no palpita con el primer amor.

Todo esto que hemos mencionado, las actividades, la gente e incluso nosotros mismos pasamos a tener el primer lugar, en vez de tenerlo Dios.

La presencia de Dios a través de Jesucristo se pasea entre Su Iglesia, El camina entre los candelabros, y mantiene el fuego encendido, y el primer amor se va apagando cuando nos olvidamos de eso.

La solución

Que bueno que Jesús nos dá la solución!!!:

5 Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.

- Recordar el primer amor

- arrepentirse

- volver al principio

Recordar el primer amor

Es un mandamiento en el que la mente juega un papel importante, aquí recordar es traer a la mente ese tiempo en el que nos convertimos y le entregamos nuestra vida a Cristo.

Arrepentirse

En esta frase Jesús usa la misma palabra que cuando nos llama a la conversión

Mateo 4:17

17 Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

Arrepentirse es la palabra METANOIA que significa “cambiar la mente” y está mejor traducida como convertirse en otras versiones.

Aquí también la mente y la voluntad juegan un papel importante, tal como en el momento de nuestra conversión, Jesucristo hizo todo lo necesario y suficiente para que obtengamos la salvación, pero nosotros la aceptamos o la rechazamos.

Pablo les anunció el Evangelio que anunció Jesucristo:

Hech.20:21 testificando a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Dios, y de la fe en nuestro Señor Jesucristo.

Y muchos creyeron, y continuaron la obra evangelizadora de Pablo.

Pero con el tiempo se fueron enfriando...mas de 40 años pasaron hasta que Juan escribió el Apocalipsis...

Jesús pasó a un segundo plano, y por eso les manda a arrepentirse, a volver a cambiar su forma de pensar como lo hicieron cuando aceptaron a Jesucristo en sus vidas, y reconocer que El es el Señor.

Y cuando Jesús nos dice a través de su Espíritu que tenemos que recordar y arrepentirnos, tenemos que hacerlo nosotros, una nueva conversión del error en el que estamos para enfocarnos otra vez en Su Voluntad, ya no para ser salvos, sino para volver a ponerlo a El en el lugar que le corresponde en nuestra vida.

Volver al principio

Una vez que recordamos, nos arrepentimos, y luego debemos volver al principio:

Jesús es el Señor, nuestro Salvador

El es el todopoderoso que se pasea en medio de los candelabros de oro con las estrellas en sus manos.

El es el que mantiene el fuego en la iglesia y guía a sus mensajeros.

Nuestras buenas obras, nuestra actividad en la obra del Señor, el leer y estudiar la Biblia, incluso el orar, son consecuencias de ese amor que Dios derrama en nosotros, pero nunca debemos olvidar que El es el Señor y Salvador.

El candelero de Efeso

En la actualidad donde se encontraba Efeso, está Turquía.

Sólo el 1% se reconoce como cristiano en Turquía, y dentro de ese 1% sólo muy pocos son verdaderos creyentes.

Los efesios fueron enfriándose poco a poco a través de la historia, el ritualismo y la tradición prevalecieron...

Jesús quitó el candelero de Efeso, porque no recordaron, no se arrepintieron, y no volvieron al principio.


Conclusión

Así como Jesucristo apeló a la iglesia de Efeso a volver al primer amor, también le hace un llamado de atención a su iglesia hoy.

¿Tal vez, en esta mañana, Jesucristo a través de su Espíritu te está diciendo a tí que has dejado el primer amor?

El no te condena, pero sí te dá la solución!

Recuerda cuando te convertiste, vuelve al Señor y dale Su lugar hoy mismo.

Y de esa manera, nos espera comer de ese árbol que Adán y Eva no pudieron comer, el fruto del árbol de la vida, que nos dará Jesús para vivir para siempre junto a El.

#primeramor #Estudio #Hechos #Apóstoles #Jesús



© 2023 by IGLESIA EVANGELICA DE LA CONCORDIA. Proudly created with Wix.com

IGLESIA EVANGÉLICA PALMA DE MALLORCA. Calle de la Concordia 34, Palma de Mallorca, Tel. 971 90 96 23, igl.concordia@gmail.com