Todo está cumplido

Después de esto, y como Jesús sabía que ya todo estaba consumado, dijo «Tengo sed», para que la Escritura se cumpliera. Había allí una vasija llena de vinagre; entonces ellos empaparon una esponja en el vinagre, la pusieron en un hisopo, y se la acercaron a la boca. Cuando Jesús probó el vinagre, dijo: «Consumado es»; luego inclinó la cabeza y entregó el espíritu. Juan 19:28-30

¿Qué ser humano puede llegar a su último aliento con la certeza de haber cumplido enteramente con la voluntad de Dios? ¿Quién, en el instante final, puede tener la seguridad de que TODO lo que tenía que ser hecho fue hecho? Solamente Jesús. Esa es la palabra consoladora que Dios nos trae este Viernes Santo. El término griego es tetélestai. Es la última palabra que brota de esa boca reseca y sedienta. Tetélestai, que significa «consumado es». Tetélestai: todo está cumplido. Hasta la última gota del trago más amargo acaba de bajar por su garganta. Hasta la última palabra que las Escrituras anunciaron acerca de Él, acaba de ser cumplida. Ni una tilde ni una jota fueron pasadas por alto. Ahora puede cerrar sus ojos. Ahora puede inclinar su cabeza y entregar su espíritu. El Verbo hecho carne, el Cordero de Dios, termina de derramar su vida en la cruz. Todo ha sido pagado. La deuda ha sido cancelada. Nada podrá ya condenarnos. Piensa en ese pecado horrible que jamás te animaste a confesarle a nadie. Piensa en esa acción vergonzosa que tanto daño hizo en tu familia. Piensa en esa traición que por mucho tiempo te impidió mirarte siquiera en el espejo. No puedes pagar por ello, ni con tu propia muerte. Pero, oye lo que brota de los labios del crucificado: Tetélestai. Él acaba de pagarlo. Respira su perdón y libertad. Canta y alaba. Todo está cumplido. Jesús: me inclino ante tu cruz para alabarte por pagar hasta el último céntimo de mi deuda. Gracias, mi Salvador. Amén Para reflexionar: * ¿Cuál sería tu mayor deuda si hoy finalizara tu vida? * ¿Temes morir y ser condenado sin alcanzar el perdón? * ¿Hay algo que te impida acercarte a la cruz de Jesús? Rev. Antonio Schimpf

https://www.paraelcamino.com/alimentodiario.asp



27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¡Vive!

Como Pedro