top of page

La perseverancia en medio de las dificultades

TEXTO: 2 Corintios 6:3-10 RV1960

3 No damos a nadie ninguna ocasión de tropiezo, para que nuestro ministerio no sea vituperado; 4 antes bien, nos recomendamos en todo como ministros de Dios, en mucha paciencia, en tribulaciones, en necesidades, en angustias; 5 en azotes, en cárceles, en tumultos, en trabajos, en desvelos, en ayunos; 6 en pureza, en ciencia, en longanimidad, en bondad, en el Espíritu Santo, en amor sincero, 7 en palabra de verdad, en poder de Dios, con armas de justicia a diestra y a siniestra; 8 por honra y por deshonra, por mala fama y por buena fama; como engañadores, pero veraces; 9 como desconocidos, pero bien conocidos; como moribundos, mas he aquí vivimos; como castigados, mas no muertos; 10 como entristecidos, mas siempre gozosos; como pobres, mas enriqueciendo a muchos; como no teniendo nada, mas poseyéndolo todo.


INTRODUCCION:


Es normal que todos percibamos el mundo a nuestro alrededor partiendo desde nosotros mismos; en el centro nos encontramos nosotros y alrededor está el universo.


Esto hace que los problemas y dificultades por las que pasamos se nos hagan muy graves para cada uno de nosotros, porque las estoy viviendo yo mismo, aunque en comparación con otros ese problema puede tornarse en poca cosa, para mí es muy grave, porque lo estoy vivenciando en mis propias carnes.


Es muy común que cuando estamos en problemas y dificultades, ya sea apremios económicos, enfermedades, la muerte de un ser querido, malas relaciones interpersonales como problemas con la pareja, los hijos, familia, amigos, etc., podamos llegar incluso a enfadarnos con Dios, a pensar porqué se ensaña así conmigo, porqué si soy su hijo no me bendice, porqué a mí me tiene que estar pasando esto, nos decimos: ¡si Dios realmente existe ¿por qué no hace algo?!


Entonces muchas veces aparece la depresión, la ansiedad, el enfriamiento espiritual, el menguamiento del fuego del Espíritu en nuestro interior, incluso el abandonar la fe y dejar de confiar en Dios.


Los siervos de Dios también pueden sufrir.


Y aquí estamos leyendo un párrafo de una carta escrita por uno de los apóstoles más dedicado, trabajador, abnegado, entregado, consagrado, y fiel, hasta el punto de ponerse como ejemplo para nosotros, 1Cor.11:1, que, aun así, está pasando por problemas y dificultades.


Si yo hubiera sido Pablo, les puedo asegurar que después de más de 2000 años no estarían leyendo mis cartas porque seguramente hubiera abandonado.


Perseverancia


El secreto de Pablo fue su PERSEVERANCIA, o resistencia, del griego hypomonê, en el sentido de una paciencia que nos permite seguir adelante sin dejar que los padecimientos nos venzan, y sin caer en la queja, sino que nos impulsa a avanzar, aquí también traducido como paciencia, pero no como el que se sienta pasivamente con resignación a esperar que pase el problema, sino como el que permanece firme a pesar de la oposición. v.4


4 Más bien, en todo y con mucha paciencia nos acreditamos como servidores de Dios:… NVI


Este significado de la palabra traducido como resistencia, o perseverancia, nos permite profundizar y da sentido a lo que Pablo nos sigue comentando a continuación, porque esta perseverancia y resistencia, como esa foto tan vista del faro azotado por las olas y aun así permanece firme, es la causa de su capacidad de afrontar las adversidades con una actitud triunfante.


Tres aplicaciones


Pablo procede a enumerar tres grupos de situaciones en las que aplica esa resistencia: (W.Barclay)


4 …en sufrimientos, privaciones y angustias; 5 en azotes, cárceles y tumultos; en trabajos pesados, desvelos y hambre. NVI


Conflictos internos v.4, sufrimientos, privaciones y angustias.

Aflicciones externas v.5, azotes, cárceles y tumultos.

Esfuerzo v.5, trabajos pesados, desvelos y hambre.


Los conflictos internos v.4


Sufrimientos: (thlípsis) se refiere a las cosas que nos oprimen dolorosamente, las tristezas, las desilusiones.

Tal vez, estás pasando por alguna de estas situaciones, no puedes ver con claridad porque tus ojos están empañados por las lágrimas, no puedes contarlo porque tienes un nudo en la garganta, no puedes tomar una bocanada de aire fresco porque tu pecho está oprimido, no eres el único que pasa o ha pasado por esto.


Privaciones: (anánkê) literalmente no disponer de las necesidades de la vida diaria.

Es muy angustiante no llegar a fin de mes, estar tapado de deudas, no poder cubrir las necesidades básicas de tu familia, no paran de llegar las facturas de la electricidad, del teléfono, del gas, tienes que poner gasolina, todo está cada vez más caro y el coste de vida aumenta cada día, y además hay muchas cosas que desearías, pero no puedes permitirte. Esto lo viven o han vivido muchas personas, incluso Pablo, no es exclusivo en tu vida. En esta vida todo es temporal, es un mal momento por el que estas pasando, pero siempre hay posibilidad de mejorar! Son ciclos de la vida, recuerda la historia de las 7 vacas flacas y las 7 vacas gordas en Génesis 41.


Angustias: (stenojôría) situaciones en las que la ansiedad hace que nos parezca que no hay salida, o que la única salida es la que no deseamos tomar.

¿Estás en una situación en la que has perdido totalmente el control? No quieres estar allí pero no sabes que hacer. Te falta el aire, te oprime el pecho, te late fuerte el corazón, no puedes concentrarte…tu cerebro te dice ¡no hay salida! No eres el único. Muchas personas pasan por esto. Dios no se ha ensañado contigo, realmente no es Su voluntad que vivas angustiado. Jn.14:1


Esta es la receta para saber que hacer en esos momentos: rogar y agradecer

Filipenses 4:6-7

6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.


Las aflicciones externas v.5


Azotes, cárceles y tumultos: el sufrimiento no sólo tuvo una faz espiritual para Pablo y los primeros cristianos, sino que también sufrieron aflicciones físicas.

En la actualidad muchos hermanos siguen padeciendo maltrato físico por su fe en Cristo, incluso la muerte.

El sufrimiento físico por causas externas puede afectarnos a nosotros de muchas maneras, pero el mayor maltrato en la actualidad es la violencia emocional y moral por parte de la sociedad. En reiteradas ocasiones somos coaccionados, menospreciados, dejados de lado e incluso injuriados por ser creyentes, y se nos trata de imponer la manera de pensar de ellos sin respetar nuestras creencias, y esto puede suceder tanto a nivel familiar, como social, incluso gubernamental en ocasiones.


El esfuerzo v.5


Trabajos pesados: las cosas no se hacen solas, todo requiere decisión, dedicación y disciplina, pero esto causa agotamiento y stress.

Te sientes agotado porque no paras, el día tendría que ser de 48hs.

Nunca llegas. Te parece que todo lo que haces no es suficiente.


Desvelos: las preocupaciones, la ansiedad, hace que nuestra mente a veces vaya a mil y no nos permita tener el descanso suficiente, dormir es una necesidad de alta importancia, pero a veces nuestra mente se niega a hacerlo.


Hambre: hay ayunos voluntarios y hay ayunos involuntarios, a veces los creyentes y los apóstoles, pasaban por tiempos en que no tenían ni para comer, a cualquiera le puede suceder, la escasez puede llegarle a cualquiera, no es un castigo de Dios, tengamos en cuenta que hay infinidad de textos que echan por tierra los argumentos del “Evangelio de la prosperidad” (que básicamente dice que si crees en Cristo y eres un buen creyente todo te va a ir bien económicamente), y uno de esos textos precisamente es este pasaje, porque aquí vemos que Pablo en ocasiones pasó hambre, o sea que a pesa de ser un buen crisitano no se hizo rico con su negocio de fabricar tiendas de campaña. Hch.18:3


UN BUEN EQUIPAMIENTO


Pablo pasa de las pruebas y tribulaciones que con perseverancia le ha permitido conquistar el equipamiento para la vida que Dios nos da, y también lo clasifica en 3 grupos de cualidades:


6 Servimos con pureza, conocimiento, constancia y bondad; en el Espíritu Santo y en amor sincero; 7 con palabras de verdad y con el poder de Dios; con armas de justicia, tanto ofensivas como defensivas; NVI


Mentales v.6, pureza, conocimiento, constancia.

Del corazón v.6, bondad; en el Espíritu Santo y en amor sincero.

Espirituales v.7, palabras de verdad y con el poder de Dios; con armas de justicia.


Mentales v.6


Pureza: Sólo en Cristo podemos vivir y servir con la limpieza en nuestra mente que requiere Dios, sólo a través de El podemos hacer una metamorfosis de nuestra mente y forma de pensar. Ef.4:23


Conocimiento: Cuando le entregamos nuestra vida a Cristo, El pone sus leyes en nuestros corazones y las escribe en nuestras mentes, Heb.10:16, no hace falta que seamos teólogos, aunque es importante que estudiemos Su Palabra, Jn.5:39, el Espíritu Santo nos enseña todas las cosas y nos hace dar cuenta cuando algo no procede de Dios. Jn.14:26


Constancia: Referido aquí a la voluntad de hacer algo con tolerancia y paciencia. A veces nos invade el deseo de dejarlo todo, especialmente cuando hay personas que nos cuesta soportar, pero sólo en Cristo podemos hallar ese verdadero amor que todo lo soporta, que todo lo sufre. 1Cor.13, porque El mismo es ese amor que nos llena, y sólo a través de El podemos cumplir lo que El nos pide.1Jn.4:8



Del corazón v.6


Bondad: Es fruto del Espíritu, Gál.5:22, no se puede tener por propia voluntad, es la cualidad del que piensa más en los demás que en sí mismo, surge de aquellas personas que le han entregado su vida a Cristo.


El Espíritu Santo: aquí Pablo nos da la idea de que la motivación y la fuerza interior que lo impulsaba a servir a Dios no venía de él mismo, sino del mismo Dios en la persona del Espíritu Santo viviendo dentro de él e impulsándole a dar lo mejor para Dios.


Amor sincero: Se refiere al amor agápê, también es fruto del Espíritu, Gál.5:22, quiere decir una benevolencia a toda prueba, no importa lo que esa persona le haga, no buscará jamás sino el bien de ella, ni abrigará pensamientos de venganza. Esta actitud sólo puede ser producida en nosotros por Dios mismo, nosotros no podemos crear este amor sincero dentro de nosotros.


Espirituales v.7


Palabras de verdad y con el poder de Dios; con armas de justicia.

La declaración del Evangelio con poder para transformar vidas, no por su buena exposición sino por el poder del Espíritu de Dios, Hch.1:8, y con armas de integridad tanto para atacar como para defenderse, con una armadura que le protege pero que también le permite luchar contra el enemigo, el diablo. Ef.6:10-20


Problemas + equipamiento = perseverancia


Hasta aquí vemos que Pablo, así como nosotros también pasó por sufrimientos, todos tenemos problemas, a todos nos pasan cosas, no somos el centro del universo, pero también vemos cómo actúa Dios, y cual fue su experiencia, de donde saco sus fuerzas y su perseverancia, no de él mismo, sino de Dios.


Todo es un aprendizaje, y es pasajero, es un momento que estamos viviendo, todo pasa, ya sea que se pase en este mundo o no, no estamos eternamente en esta vida y nos espera una eternidad libre de las tribulaciones de este mundo junto al Señor, esa es nuestra esperanza. Ap.21:4


Pablo le rogó a Dios que le quitara su aguijón en la carne y Dios le dijo bástate mi gracia, y no se lo quitó, pero Pablo siguió perseverante esperando la gloria venidera. 2 Cor.12:9


El Señor nos da un equipo para afrontar los problemas y los sufrimientos, aunque no siempre nos quita el problema o el sufrimiento por el que estamos pasando, nos ayuda a tener resistencia y perseverancia.


Lo que verdaderamente importa


Pablo termina este párrafo con estas palabras, v.8-10:


8 por honra y por deshonra, por mala y por buena fama; veraces, pero tenidos por engañadores; 9 conocidos, pero tenidos por desconocidos; como moribundos, pero aún con vida; golpeados, pero no muertos; 10 aparentemente tristes, pero siempre alegres; pobres en apariencia, pero enriqueciendo a muchos; como si no tuviéramos nada, pero poseyéndolo todo. NVI



Realmente no importa lo que piensen los demás, no importa lo que piense yo mismo, ni lo que sienta en ese momento, lo importante es nuestra realidad espiritual y nuestra identidad en Cristo, aunque en este mundo nos traten mal, aunque no estemos pasando un buen momento anímicamente hablando, aunque no tengamos las riquezas materiales que nos gustarían, aunque las cosas ahora no estén lo bien que quisiéramos, aunque pase todo eso, la realidad es que lo poseemos todo, porque nuestra vida le pertenece a El y nos espera una eternidad junto a El. 2Ped.1:3


CONCLUSION:


¿Estás pasando por problemas? ¿internos, externos? ¿estas cansado de esforzarte?


No eres el único. ¡Muchos estamos o hemos estado así, incluso el mismísimo apóstol Pablo!!!


Dios te da un equipamiento para resistir y perseverar, aunque parezca que El no está, tiene lo que necesitas realmente, y tal vez no es lo que tú o los demás pueden llegar a pensar.


Toma ese equipamiento y sigue adelante, pero no lo hagas solo, no podrás, acude a Cristo y reconoce que tu no puedes hacer nada, y que ¡sin El no conseguirás perseverar!!!!!




20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page