Descanso en esperanza

Tomaron el cuerpo de Jesús y lo envolvieron en lienzos con especias aromáticas, como acostumbran los judíos sepultar a sus muertos. En el lugar donde Jesús fue crucificado había un huerto, y en el huerto había un sepulcro nuevo en el que aún no habían puesto a nadie. Y por causa de la preparación de la pascua de los judíos, y porque aquel sepulcro estaba cerca, pusieron allí a Jesús. Juan 19:40-42

Ese cuerpo maltrecho, objeto de la furia y el maltrato, por fin es tratado por manos piadosas que le brindan el debido homenaje. Incluso Nicodemo, que había venido a conversar con Jesús por la noche, trae un compuesto aromático costoso. El Señor de la vida, aquel que había levantado a otros de la tumba, ahora es depositado en un sepulcro nuevo. Quien había excavado esa sepultura, jamás habría soñado que iba a albergar a un difunto tan ilustre. Pero no sería por mucho tiempo. El Salmo 16 ya preanunciaba «no permitirás que tu santo vea corrupción». Y este era el Santo de Dios. La muerte encontraría su límite. Con éste, no podría. Ese día nos llegará a todos. Nos quitarán de una cama de hospital, prepararán nuestro cuerpo y nos depositarán en un féretro. Familiares, amigos y conocidos rendirán su último homenaje. Habrá lágrimas, tristeza, nostalgia. Eso es lo que de alguna manera intuimos. Una muerte más o menos digna. No morir lejos de nuestros afectos. Descansar en paz. ¿Es el final? ¿Es todo? ¿Hasta nunca o hasta luego? Aquel sepulcro no sería el final de la historia para Jesús. Su funeral anticipa el nuestro. La muerte no tiene el poder de arrebatarlo todo. Ya no. Ella no tiene la palabra final. Aunque haya lágrimas, hay lugar para la esperanza. Aquel que es depositado en el sepulcro se levantará con poder. Unidos a Él por la fe podemos descansar con la certeza de ser levantados. A no desesperar; Pascua ya está aquí. Señor de la vida: ayúdame a vivir de tal modo que pueda morir en fe y esperanza. Amén Para reflexionar: * ¿Cómo te imaginas el final de tu vida? * ¿De qué manera te preparas para vivir y morir en esperanza? * ¿Qué significa para ti que Jesús haya resucitado? Rev. Antonio Schimpf

© Copyright 2022 Cristo Para Todas Las Naciones

https://www.paraelcamino.com/alimentodiario.asp




12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¡Vive!