CONVENCER, REDARGÜIR, REPRENDER Y EXPONER

Actualizado: 9 ago

TEXTO: Juan 16:7-15 (RVR1960)



7 Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.

8 Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.

9 De pecado, por cuanto no creen en mí;

10 de justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más;

11 y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado.

12 Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar.

13 Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.

14 El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber.

15 Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que tomará de lo mío, y os lo hará saber.


INTRODUCCION:

Todo texto siempre da lugar a una interpretación, siempre hay un mensaje que quiere dar el emisor y un mensaje que recibe el receptor, y algunas veces no coincide debido a la interpretación, esto pasa incluso cuando enviamos un email o un wahtsapp.


Actualmente tenemos el privilegio de tener a nuestro alcance la Biblia, que fue escrita a través de muchos años, por diversos autores, y en otros idiomas, y allí podemos encontrar la guía de Dios para nuestras vidas y su propósito para con nosotros, pero como siempre hay interpretaciones.


Este texto que compartimos hoy es uno de los textos más difíciles de la Biblia, y como muchos otros, tiene diferentes interpretaciones por parte de diferentes teólogos y estudiosos de la Biblia a lo largo de la historia, incluso el conocido San Agustín no se atrevió a escribir sobre este pasaje en sus tratados, seguramente porque no llegaba a comprenderlo en profundidad.


Algunos en su predicación, se limitan a exponer las distintas interpretaciones, otros más atrevidos se animan a dar la suya propia, y otros a elegir una y presentarla como la única válida. Es por eso que hoy, en mi caso, como con ningún otro texto o pasaje, no pretendo hacer un profundo estudio exegético del mismo sino extraer lo que nos pueda ayudar a acercarnos más a Jesucristo.


Buenas y malas noticias


Las palabras de este pasaje se las dijo Jesús a sus discípulos poco antes de que fuera crucificado, se dirigían al Monte de los Olivos después de la última cena, y les estaba advirtiendo de todo lo que les iba a pasar, no eran palabras muy alentadoras como vemos ya desde el capítulo anterior, Jesús les dice que el mundo los aborrecería, que iban a ser expulsados de las sinagogas, perseguidos, difamados, etc.


Pero Jesús les da palabras de esperanza, también, les dice que enviará al Espíritu Santo, para que esté con los creyentes todo el tiempo. Dios mismo presente en las vidas de los creyentes en todo lugar y en todo momento.


Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí. Jn.15:26


El Padre envió a Su Unigénito Hijo para salvarnos, y Jesús envió al Espíritu Santo para que esté siempre con nosotros.


Dios está presente en todo el proceso de salvación y santificación de los creyentes. El Espíritu Santo es Dios, no es una fuerza, no es un siervo como un ángel o nosotros mismos, es Dios mismo en la tierra trabajando en nuestras vidas!


Por eso Jesucristo nos dice:


7 Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.


Y lo cumplió el día de Pentecostés, poco después de su muerte y resurrección. Jesús tenía que morir, resucitar y ascender al Padre para recuperar la gloria de la cual se había despojado para hacerse hombre y habitar entre nosotros, y por eso Dios mismo descendió en la persona del Espíritu Santo para estar con nosotros y en nosotros hasta el fin del mundo.


Función del Espíritu Santo


El Espíritu Santo tiene varias funciones, y algunas las describe Jesús en este pasaje, pero aunque en este estudio no las tratamos todas, sí podemos asegurar que ninguna de sus funciones coinciden con las que a veces algunos le asignan, como pueden ser las de provocar delirios, éxtasis psicóticos, convulsiones, comportamientos vergonzosos como hacerse sus necesidades encima, atribuirle autoridad a alguien para manipular a otras personas, y muchas más barbaridades antibíblicas que no hay tiempo de enumerar ahora.


De este pasaje extraemos algunas de las múltiples funciones del Espíritu Santo:


1) CONVENCER

Convencer al mundo de pecado, de justicia y de juicio. v.8


2) GUIAR

Guiarnos a toda la verdad. v.13


3) GLORIFICAR

Glorificar a Jesucristo. v.14


1) CONVENCER

Convencer al mundo de pecado, de justicia y de juicio. v.8


8 Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.

9 De pecado, por cuanto no creen en mí;

10 de justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más;

11 y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado.


El primer escollo de interpretación con el que se han encontrado los estudiosos bíblicos es la palabra del griego original “ELENXEI”, que en esta versión ha sido traducida como convencer, y en otras versiones como redargüir (que significa replicar en contra de un argumento), pero que también puede ser traducida como reprender o exponer.


Según la palabra que se elija se puede dar un significado diferente al sentido de la frase.


Pero yo me hago la siguiente reflexión, ¿y por qué no hacer un conjunto de todas las acepciones? Según mi parecer todas ellas juntas actúan en sinergia para darle un significado más profundo a la actividad del Espíritu Santo en el mundo, entonces con este punto de vista continuamos con nuestra reflexión.


PECADO

9 De pecado, por cuanto no creen en mí;


Los ojos espirituales de las personas están cegados, hay un velo que los cubre, las cosas espirituales les parecen locura, y el sistema de este mundo ha establecido sus propios valores, normas y conceptos, pero todos ellos erróneos, el mundo está equivocado, está errando al blanco, precisamente ese es el significado literal de la palabra pecado.


Solamente a través del obrar del Espíritu Santo ese velo puede ser quitado, para hacernos ver nuestro error cuando estamos sin Cristo.


Cuando el Espíritu Santo quita ese velo, hay dos opciones delante nuestro, seguir sin creer en Jesucristo o creer en El.


El que no cree ya ha sido condenado, porque no ha pasado de muerte a vida. Rechazar a Jesucristo es el único pecado imperdonable, porque antes de rechazarle el Espíritu Santo lo ha presentado delante de esa persona y si le rechaza ha perdido su oportunidad de ser salvo. Es despreciar la obra del Espíritu Santo en su vida.


Sólo a través de la obra del Espíritu Santo en nuestro corazón es que podemos creer en Jesucristo.


Pero la palabra creer implica confiar. No se trata simplemente de un acto a nivel de conciencia, se trata de una entrega completa a Jesucristo.


Dice Santiago que los demonios creen y tiemblan, muchas personas en este mundo creen, y tal vez hasta tiemblen…pero eso no quiere decir que han confiado en Jesucristo como su Señor y Salvador personal.


¿Has confiado tu, o sólo crees?


JUSTICIA

10 de justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más;


Todos hemos oído muchas veces a personas que nos dicen, si Dios existe entonces ¿por qué no hace justicia, por qué permite que haya maldad en el mundo?


Nuestra justicia no es la misma que la justicia de Dios, sólo El hace verdadera justicia.


Si fuera por nuestra justicia ninguno podríamos ser salvos, todos estaríamos alejados de Dios para siempre, por que el ser humano eligió seguir su propio camino lejos de Dios, pero en cambio El nos ha amado tanto, que en lugar de destruirnos o alejarnos para siempre, nos envió a su Hijo para que tomara nuestro lugar y pudiéramos ser adoptados como sus hijos.


Sólo en Jesucristo hay justicia verdadera, sólo en El somos justificados, es decir somos declarados justos, aunque por naturaleza no lo somos.


Por la obra de Jesucristo, esto es su muerte y resurrección, pasamos de estar muertos, de estar en las tinieblas, de estar separados eternamente de Dios, a estar vivos, a estar en Su luz, a estar en su presencia para toda la eternidad.


Y esto se produce porque nacemos de nuevo, hay un nacimiento espiritual en el que todo lo viejo desaparece y empezamos de nuevo una nueva vida en Cristo, y este nuevo nacimiento lo da únicamente el Espíritu Santo.


Pertenecíamos al mundo, pero fuimos convencidos, redargüidos, reprendidos y se nos expuso la forma en la que Jesús nos podía rescatar de esa vana manera de pensar, por la acción del Espíritu Santo, y al confiar en el Señor Jesucristo, nuestra mente es cambiada (metanoia) y ahora ya no pertenecemos al mundo, aunque estamos en el mundo.


JUICIO

11 y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado.


Se habla mucho del Juicio Final, allí Dios nos juzgará a cada uno en particular, los que hemos creído y hemos sido justificados seremos absueltos, pero los que no, recibirán su castigo, la separación eterna de la presencia de Dios.


Pero satanás ya ha sido juzgado, él no será juzgado ese día sino que el Juicio de Dios ya ha determinado que él ha sido derrotado.


Aunque en este mundo se intenten establecer maneras de pensar anticristianas, y se quiera llamar a lo bueno malo y a lo malo bueno, y parezca que cada vez más el mal triunfa sobre el bien, nosotros sabemos por la revelación del Espíritu que el príncipe de este mundo, el que manda aquí por ahora, ya ha sido juzgado, y el veredicto es que ya está vencido, ya no tiene poder sobre la muerte, Jesús resucitó y nosotros resucitaremos para estar eternamente con El, y satanás no puede hacer nada para impedirlo!!!


2) GUIAR

Guiarnos a toda la verdad. v.13


Otro propósito del Espíritu Santo aquí en la tierra es guiarnos.


13 Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.


Jesucristo es la Verdad, y es el Verbo, la Palabra en acción, todas las palabras de Jesucristo son verdad, por lo tanto, sus enseñanzas son verdad.

El Espíritu Santo nos guía hacia Jesucristo y Su Palabra, y si permanecemos en ella es que realmente somos sus discípulos y podemos conocerle a El realmente como El es. Como dice Juan 8:31-32


31 Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos;

32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.



Después de Pentecostés los discípulos recibieron poder, para ser testigos, y dejaron sus escritos, éstos sumados a los escritos del Antiguo Testamento son la Palabra de Dios a nuestro alcance, La Biblia, el Espíritu Santo usa estas escrituras para guiarnos a toda verdad.



3) GLORIFICAR

Glorificar a Jesucristo. v.14


14 El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber.

15 Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que tomará de lo mío, y os lo hará saber.


Glorificar es hacer digno de honra y alabanza a alguien, el Espíritu Santo dá la gloria a Jesucristo siempre, no habla por su propia cuenta, nunca se atribuirá gloria a sí mismo.


El Padre se revela a través de Jesucristo, y el Espíritu Santo nos revela al Padre y a Su Hijo.


Así que si alguien dice hablar de parte del Espíritu Santo y no da la gloria a Jesucristo, revelando la Palabra de Jesucristo, que es lo mismo que el Padre revela, entonces ese no es el Espíritu de Dios manifestándose.


Lo que revela el Espíritu Santo, y lo que dice la Biblia, jamás se contradice, porque precisamente El mismo fue el que la ha inspirado.



CONCLUSION:


2000 años después de estas palabras de Jesús, comprobamos que el Espíritu Santo fue enviado por Jesucristo el día de Pentecostés para quedarse entre nosotros y en nosotros y aún hoy en día permanece en la tierra, hasta que Jesucristo vuelva a buscar a su Iglesia.


El ha inspirado a los apóstoles para que nos dejen sus enseñanzas por escrito en la Biblia, y allí nos anuncian cosas que algunas aún no se han cumplido, pero lo más importante es que nos llevan a Jesucristo que es la Palabra de Dios hecha carne.


Gracias al Espíritu Santo hemos sido convencidos de nuestro pecado, de la justificación que recibimos del Señor por gracia, y sabemos que satanás ha sido derrotado y que la victoria es de nuestro Señor Jesucristo.


¡¡¡¡¡Toda la gloria sea para El!!!!


Si hoy estás sin esperanza, porque ves la maldad que crece en el mundo, porque la enfermedad y la crisis económica azotan al mundo mientras unos pocos se enriquecen a costa de la necesidad de los demás, si piensas que no hay esperanza, ven a Jesús.


Esa necesidad de Dios que hay en tu corazón, esa búsqueda en tu interior, es el Espíritu Santo que te está tocando, y te está convenciendo, está abriendo tus ojos espirituales y te está guiando a la Verdad que es Jesucristo.


¡¡¡Entrégale tu vida y no le rechaces, El te está llamando.!!!


#Jesús #estudiosbíblicos #Juan #evangelio #Biblia #CONVENCER #REDARGÜIR #REPRENDER #EXPONER





20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo