AMOR Y HUMILDAD


TEXTO:

Juan 13:1-17 (RVR1960)


Jesús lava los pies de sus discípulos


1 Antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin.

2 Y cuando cenaban, como el diablo ya había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, que le entregase,

3 sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que había salido de Dios, y a Dios iba,

4 se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó.

5 Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido.

6 Entonces vino a Simón Pedro; y Pedro le dijo: Señor, ¿tú me lavas los pies?

7 Respondió Jesús y le dijo: Lo que yo hago, tú no lo comprendes ahora; mas lo entenderás después.

8 Pedro le dijo: No me lavarás los pies jamás. Jesús le respondió: Si no te lavare, no tendrás parte conmigo.

9 Le dijo Simón Pedro: Señor, no sólo mis pies, sino también las manos y la cabeza.

10 Jesús le dijo: El que está lavado, no necesita sino lavarse los pies, pues está todo limpio; y vosotros limpios estáis, aunque no todos.

11 Porque sabía quién le iba a entregar; por eso dijo: No estáis limpios todos.

12 Así que, después que les hubo lavado los pies, tomó su manto, volvió a la mesa, y les dijo: ¿Sabéis lo que os he hecho?

13 Vosotros me llamáis Maestro, y Señor; y decís bien, porque lo soy.

14 Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros.

15 Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.

16 De cierto, de cierto os digo: El siervo no es mayor que su señor, ni el enviado es mayor que el que le envió.

17 Si sabéis estas cosas, bienaventurados seréis si las hiciereis.



INTRODUCCION:


Dicen que los niños aprenden más de lo que ven en nosotros, que de lo que les enseñamos.


Jesús nos ha dejado ejemplo en todo, no hay nada de lo que nos enseña que El no lo haya hecho primero.


Y en este pasaje vamos a ver dos ejemplos muy importantes que El nos ha dejado a nosotros:


AMOR Y HUMILDAD



AMOR


Sabiendo Jesús...


Los v.1 y 3 comienzan diciendo: “sabiendo Jesús...”


Omnisciente


Jesús es omnisciente, todo lo sabe.

Col.2:3 dice que en Cristo están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.

Y en reiteradas ocasiones los mismos apóstoles afirmaron que Jesús todo lo sabía, por ej.Juan 16:30;21:17


Misión


Jesús sabía que su hora ya había llegado, el motivo por el cual había venido a este mundo, ya se tenía que cumplir, también sabía que le eperaba después de cumplir su misión en este mundo.


Jesús es el cordero pascual definitivo, que debía ser sacrificado por nuestros pecados, así como los sacerdotes sacrificaban en Pascua a ese cordero como símbolo de lo que había de venir.

A partir de ese único y suficiente sacrificio, ya no hacen falta más sacrificios. Rom.6:10

Pero Resucitó por lo cual ya no puede morir más, murió una vez por nuestros pecados y ya no necesita morir más.


Y esto es lo que Jesús sabía también, que había salido de Dios, que a Dios iba, y que en sus manos estaban todas las cosas.


Sabía todo lo que iba a pasar


Jesús también sabía que Judas Iscariote, lo iba a traicionar, v.11, que los demás iscípulos lo iban a dejar solo en los momentos más difíciles, que los judíos lo iban a torturar y crucificar, pero también sabía cual iba a ser el desarrollo final de todo, el ya tenía el “spoiler”!


Los amó hasta el fin


Jesús dá su amor incondicionalmente, El nos ama a TODOS, por eso se despojó a sí mismo, tomó forma de siervo, y se hizo hombre, Fil.2:7 para servirnos, cumplir con toda la Ley y morir en nuestro lugar, pagando así el precio por nuestros pecados. El nos amó primero, para que nosotros podamos amarle 1 Jn.4:19 El tomó la iniciativa


Amó a todos sus discípulos, aunque sabía que lo dejarían solo y que después de su muerte se desanimarían, Mt.26:31, aunque sabía que Pedro lo iba a negar, Jn.13:38, y aunque nos parezca extraño, amaba incluso a Judas, vemos que cuando éste lo traiciona entregándolo a los Judíos en Getsemaní, Jesús lo llama amigo! Mt.26:50


No todos estan limpios


Pero El sabe todas las cosas, y sabe quien realmente le ama de corazón, y quien se acerca por intereses personales.


Aunque esto no está especificado en la Biblia, algunos han llegado a suponer que Judas creía que se ganaría las 30 monedas de plata entregando a Jesús, pero que éste se libraría, y todo continuaría como hasta ese momento, que él nunca imaginó las extremas consecuencias de su acción, y que por eso su culpa fue tan grande al punto de llegar a suicidarse.

El caso es que nunca había entregado completamente y sinceramente su vida a Cristo, por eso Jesús dice: vosotros estáis limpios, aunque no todos.v.10 Refiriéndose a Judas, porque él no quiso ser limpiado.


Aunque Jesús le amaba, él no dejó que Jesús lo limpie, aún permanecía sucio, aunque estaba en la misma presencia del Maestro, aunque pasaba tiempo en Su presencia, aunque compartía actividades con los demás discípulos, incluso tenía una responsabilidad en el grupo: era el tesorero. Jn.13:29


Así hoy, en nuestras congregaciones, (hablando a nivel general y tanto a nivel local como mundial), hay algunos que se consideran “hermanos”, que asisten a la iglesia, que hacen estudios bíblicos, que oran, que participan de actividades, a veces hasta tienen responsabilidades, y que son amados por Jesús, pero que no están limpios, porque sólo viven una religión.


Nunca le han entregado su vida a Cristo, confiando en El como su salvador, a nosotros pueden engañarnos, pero a Dios nunca podrán engañarlo, porque El lo sabe todo, aún nuestros pensamientos e intenciones más profundas. Jn.2:25


¿Jesús perdonaría a Judas?


Ahora pensemos: ¿podría haber perdonado Jesús a Judas? Claro que sí, como lo hizo con Pedro! Jesús le hubiera perdonado; de hecho Jesús no condenó a nadie por el pecado específico de matarle en la cruz. El dijo: Padre perdónalos porque no saben lo que hacen.Lc. 23:34


Pero Judas no confió en el perdón de Dios porque no estaba limpio. Si en lugar de suicidarse hubiera acudido a Jesús, su vida no hubiera terminado de forma tan trágica, pero murió sin confiar realmente nunca en Cristo!


Ensuciarse los pies


Para Pedro su negación fue ensuciarse los pies, para Judas su traición fue agregar suciedad a todo su ser, porque él no estaba limpio.


Por eso Jesús le dice a Pedro, que si ya está limpio no hace falta bañarse otra vez. Cristo nos limpia de nuestros pecados y nos perdona cuando acudimos a El de corazón. Rom 10:8-10, nos baña una vez y para siempre.

Pero el diario vivir, la vieja naturaleza, el mundo, nuestros propios pensamientos, pueden hacer que cometamos pecados, como el ejemplo de Pedro negando a Jesús en un caso de extremo estrés, esto es ensuciarnos los pies, y allí está Jesús esperándonos con el cuenco con agua y la toalla, para limpiarnos de esos pecados que vamos cometiendo en nuestro caminar.


Dice 1 Juan 1:9

9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.


Ven a Jesús para que te lave de tus pecados, y luego acude a El para que lave tus pies cada día!!!!!


Ejemplo de amor


Como dice el v.15 El nos dá ejemplo.

Si, El, siendo el Dios Todopoderoso y Omnisciente, nos ama y nos perdona, nosotros que somos sus amados y perdonados, debemos imitarle y amarnos y perdonarnos los unos a los otros, porque esa es Su voluntad y su mandamiento. Jn.13:34;Mrc.11:26


HUMILDAD


El que sirve es el más importante


En el Reino de los Cielos, o sea en el área espiritual, algunos principios son diferentes que en el mundo material en el que vivimos.

En el mundo el líder exitoso es el que manda, dirige, tiene carisma, seguidores, dicta y los demás acatan y hacen. Es superior a los demás, y por lo tanto se muestra y se siente superior a los demás.

En el mundo espiritual, el que sirve es el más importante.

Aquí vemos al Creador, al Salvador, al Todopoderoso, con un cuenco lleno de agua y una toalla, haciendo el trabajo más humillante de esa época.

Antes la gente iba en sandalias o descalza, y los caminos eran de tierra, y cuando se sentaban a comer, estaban recostados en el suelo sobre mantas, por lo que un sirviente venía y lavaba los pies de los invitados. Nadie que no sea un esclavo se pondría a lavar los pies de otra persona, sin embargo Jesús, el Maestro y Señor, dos títulos de alta categoría en Israel, le lavó los pies a sus discípulos.v.13


Ejemplo de humildad


Jesús nos dió ejemplo de servicio y sumisión a Dios, nada hizo para provecho propio, todo lo hizo por nosotros, una vez más nos dá ejemplo.v.14-15

v.16 De cierto, de cierto os digo: El siervo no es mayor que su señor, ni el enviado es mayor que el que le envió.

Nosotros somos sus siervos, porque le servimos a El, nunca podemos considerarnos en más alto rango que El, y si El nos sirve, cómo podemos pretender que los demás estén a nuestro servicio, y nosotros estar sin servir a nadie! Servir a los demás es servir a Cristo!!! Mt.25:40


Quejas


Muchos nos quejamos:

- es que nadie me llama

- es que nadie se preocupa por mi

- es que en la iglesia no recibo alimento espiritual

- es que en la iglesia no hay amor

- es que nadie me visita

- es que en la iglesia no hay contención

etc.


¿Y tú que estás haciendo?


Haces tú alguna de estas cosas por los demás?

Dios va a pedirnos cuentas de lo que hemos hecho con nuestras vidas a cada uno, no te va a pedir cuentas de los demás, y esto es algo muy importante que hay que tener en cuenta. Mt.25


Si cada uno tomara su cuenco y su toalla, y empezara a lavar los pies de los demás, ya no habrían tantas quejas.


El cuento de los comensales


Hay un cuento ilustrativo en el que se nos dice que a una mesa se sentaron un grupo de personas, y ,cada uno tenía su mano atada a la mano del que estaba a su lado, cuando las personas intentaban comer no podían porque cada una trataba de llevarse el bocado a la boca sin poder lograrlo, ya que al tratar de hacer esto la otra persona tiraba de su mano tratando de hacer lo mismo, pero cuando se rindieron y comenzaron a pensar en el de al lado, cada uno comenzó a llevar el bocado a la persona que tenía a su lado, y así pudieron disfrutar todos del banquete.

Podríamos decir, que este cuento a modo de parábola, podría representar como es el Reino de los Cielos, todos tenemos las manos atadas unos a otros, cuando dejamos de pensar en nosotros mismos y servimos al de al lado podemos disfrutar del banquete nosotros también.

Esta es la verdadera humildad!!!!


CONCLUSION:


Jesús nos dá ejemplo en todo.

En este caso un ejemplo de amor y humildad.

Como dijo Jesús:

v.17, Si sabéis estas cosas, bienaventurados seréis si las hiciereis.

Tal vez te sientes identificado con Pedro y necesitas que Jesús lave tus pies, o tal vez necesitas ser todo lavado, en cualquier caso ven a Jesús, El no te va a rechazar!!


#Jesús #estudiosbíblicos #Juan #evangelio #amor #humildad #amoryhumildad #Biblia











13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo