top of page

Devocional "La escena de la Natividad" 4 días de Navidad Dia 1

Isaías 7:14

Reina-Valera 1960

14 Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.


Lucas 1:26-38

Reina-Valera 1960

Anuncio del nacimiento de Jesús

26 Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, 27 a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María. 28 Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres. 29 Mas ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras, y pensaba qué salutación sería esta. 30 Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. 31 Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. 32 Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; 33 y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin. 34 Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón. 35 Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios. 36 Y he aquí tu parienta Elisabet, ella también ha concebido hijo en su vejez; y este es el sexto mes para ella, la que llamaban estéril; 37 porque nada hay imposible para Dios. 38 Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia.


Es difícil imaginar a la escena de la Natividad sin una de sus personas más importantes, María la madre de Jesús. Fue a través de esta maravillosa joven que el Hijo De Dios entraría a este mundo roto que Él un día rescataría con su muerte en la cruz.

Pero el plan de Dios definitivamente no era el plan de María. De hecho, probablemente ella imaginó una vida bastante diferente cuando Gabriel le dio la noticia de que iba a tener un bebé. Su plan era casarse con su prometido José y empezar una familia con él. Además, ¿cómo podría tener un bebé si todavía era virgen?

No parecía posible para ella tener un bebe, pero Gabriel le explicó que Dios podía hacer posible lo imposible, que ella concebiría por el Espíritu Santo, ¡y que el bebé que llevaba sería el Hijo de Dios!

María consideró sus propios planes en contra de los planes que Dios tenía para su vida. Ella le dijo al ángel, «Soy la sierva del Señor, que se cumpla tu palabra para mí». ¿Qué tan increíble es eso?

María estuvo dispuesta a dejar de lado sus planes y sus deseos para seguir el llamado de Dios para su vida. A pesar de que podría llevar a la vergüenza de ser una madre sin haberse casado y aunque José no le creyera, ella confiaba que los planes de Dios eran mejores que los planes que tenía para sí misma.

En nuestras propias vidas, debemos recordar esto también. Tenemos planes e ideas para nuestras vidas, pero no debemos olvidar que Dios es capaz de más de lo que podamos imaginar.



Preguntas de Reflexión:

¿Cómo crees que se sintió María cuando se le apareció el ángel?

Qué planes podría tener Dios para tí que no se alienan alineados con los tuyos?

Ora para que Dios te dé la fe de María para confiar en que Dios es capaz de más de lo que tú puedas imaginar.



Youth Commission International








12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page