top of page

Devocional "La escena de la Natividad" 4 días de Navidad Día 2

Mateo 1:18-24

Reina-Valera 1960

Nacimiento de Jesucristo

18 El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo. 19 José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente. 20 Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es. 21 Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS,[a] porque él salvará a su pueblo de sus pecados. 22 Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta, cuando dijo:

23 He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo,

Y llamarás su nombre Emanuel,

que traducido es: Dios con nosotros.

24 Y despertando José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer.


Efesios 2:10

Reina-Valera 1960

10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.


Recuerda cuando eras un niño pequeño. ¿Cómo imaginaste que serías cuando tuvieras la edad que tienes hoy? ¿Cómo imaginas que será tu vida en 5 años, 10 años, 25 años?

Pensar en el futuro puede ocasionar distintas emociones para muchos de nosotros. Puede ser un ejercicio aterrador pensar en el futuro si no estás seguro de lo siguiente que harás en la vida. Si ya tienes el corazón puesto en un cierto camino que quieres tomar, puede ser emocionante trabajar para llegar alcanzar tus metas. Pero ¿qué tal si la vida da un giro que no estabas esperando?

Esa es la situación en la que José se encontró cuando el ángel del Señor se le apareció y le dio la noticia de que su prometida daría a luz un hijo. Es muy poco probable que José pensara que estar casado con María incluiría la responsabilidad de criar al hijo de Dios como a uno propio.

Si eso parece una gran responsabilidad, ¡es porque lo es! Pero José fue un hombre justo y aunque realmente no vemos mucho más de él en las escrituras, vemos que se compromete alegremente a seguir comprometido con María y a criar a Jesús como su propio hijo.

Mientras las circunstancias alrededor del nacimiento de Jesús fueron una sorpresa para sus padres, no fueron una sorpresa para Dios. En nuestras vidas, habrá cosas que interrumpan nuestros planes. Las circunstancias cambiarán en formas que no anticipamos y a pesar de que nos sorprenderán, debemos recordar que Dios nunca es sorprendido por nuestras circunstancias.

Él ha planeado todo de acuerdo a Su voluntad para que tú camines en ella. De la misma manera, Él no escogió a María y a José por accidente para ser los padres terrenales de Su hijo. Él ha escogido usarte aún si Sus planes no son los que esperabas.


Preguntas para reflexionar:

A menudo pensamos en Jesús como un pequeño bebé y después como un gran maestro, pero ¿cómo crees que habrá sido ser los padres de Jesús? ¿Crees que llegó con mucho gozo?

¿Cuál ha sido una manera en que Dios ha usado circunstancias sorprendentes en tu vida de manera que no esperabas?


Youth Commission International



12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page